Escultura Barroca, características más destacadas julio 2018

Escultura Barroca, características más destacadas

La Escultura Barroca, características más destacadas

En la definición de la Escultura Barroca la labor tradicionalmente realizada por el escultor en épocas anteriores, era en tumbas, altares, monumentos conmemorativos y similares, por lo que la misma continuó mientras que se producía el período barroco. Generalmente se tenían diseños, con un enfoque teatral similar a un período que vio el surgimiento del melodrama y el teatro moderno. Así en una escultura de Bernini, en la capilla lateral, se presenta el éxtasis de un santo como un evento teatral, en tamaño natural, sentados en cajas como si estuvieran en un teatro.  Igualmente, la labor tradicionalmente realizada por el escultor en épocas anteriores, en tumbas, altares, monumentos conmemorativos y similares, continuó mientras se producía el período barroco.

Palabras clave: características de la escultura barroca

Características de la Escultura Barroca Tradicional

La Escultura barroca tradicional normalmente tenía dos características sobresalientes. En primer lugar, era técnicamente perfecta. La habilidad de los escultores barrocos constituyó un verdadero virtuosismo en representar la apariencia de la piel humana según si el sujeto era hombre o mujer, viejo o joven. Rizos, cortinas, diferentes telas como la lana y la seda, la textura de la armadura, todos eran perfectamente imitados. Tal era la maestría de los escultores por su material que en las estatuas talladas en mármol es imposible deducir o imaginar la forma original del bloque.
Miguel Ángel, es la encarnación de los ideales de la escultura del Renacimiento Italiano, había dicho que una estatua debe dar la impresión de ser capaz de rodar de arriba hacia abajo de una colina sin ser dañado. No lo podría haber dicho de las esculturas barrocas. Tienen lo que podría llamarse un objetivo fotográfico, para perpetuar un movimiento. Esto implica el uso del diseño libre, suelto y también de de la forma humana mucho más esbelta que las consideradas deseables por los escultores del renacimiento.

¿Cómo se desarrolló la Escultura Barroca?

En la Escultura Barroca la otra característica especial de la época – y lo más importante – fue la aparición del movimiento. Por lo que, las figuras no se representan en quietud o en actitudes de reposo, sino siempre en movimiento, y más típicamente en el momento de equilibrio que es el punto culminante del movimiento, el momento imperceptible pero dramático.  Por ejemplo, cuando un saltador está en el proceso de salto, pero aún no ha comenzado a descender y está inmóvil, en actitud de potencial, en el aire. De igual manera, cuando se quiso retratar a Apolo persiguiendo a Dafne, Bernini eligió el momento más dramático, el momento del clímax de la acción, cuando Dafne se transforma en un árbol de laurel para escapar del Dios.  Igualmente, fue debido a la preferencia por el movimiento, el esquema conocido como la figura serpentinata, la figura serpentina, estuvo muy en boga en el siglo XVII, como una forma de representar la figura humana que se inició en la segunda mitad del siglo XVI, el período inmediatamente anterior al barroco. Esta forma facilita la representación del cuerpo en el acto de realizar un movimiento de espiral, o en rotación rápida como en un atleta lanzando el disco, o en una lucha.  A veces la composición convirtió en exagerado, de una manera sugestiva, más en agitación que en  movimiento. El artista a veces estaba tan enamorado de los efectos que producía, que su habilidad técnica  perdió de vista  la armonía de la composición total. Tal efecto fue siempre probable, sin embargo, de la obra de maestros se pasó a la de los oficiales. Por lo tanto, el mérito del barroco fue crear las condiciones en que podría asimilarse en un segundo trabajo, la ejecución de complejas obras de mayor valor artístico. Tal es el caso, de las grandes fuentes habitadas por figuras barbudas, sátiros, ninfas, delfines y una variedad de monstruos que adornaban las plazas y las avenidas de las ciudades barrocas y jardines, la decoración de las escaleras grandes en los palacios de la época, hasta el trabajo de estuco y otros adornos profusos de galerías, salones, iglesias, en cada tipo de espacio interior. Igualmente, en la escultura Barroca, los efectos extravagantes podrían incluir cortinas remolinos o dorado brillante. Por lo que, mientras que Europa occidental sur se había abrazado la verdadera estética del barroco (barroco completo), en el norte de Europa occidental se presentó un compromiso con el clásico barroco (barroco sobrio). Al igual que en el Renacimiento, el Barroco se divide en:  Barroco temprano, alto y tardío.

El Barroco Temprano

Los períodos temprano y alto del barroco  atravesaron por la carrera de Bernini, el fundador y maestro mayor de la escultura barroca, rodeado de su magnífica Cathedra petri (la silla de San Pedro), que consiste en un trono, detrás del altar en la catedral de San Pedro, cuya decoración escultórica, es la obra de coronación en extravagancia del alto barroco, siendo sus más emblemáticas representaciones,  las estatuas de Bernini con el éxtasis de Santa Teresa y sus numerosos ángeles.

El Barroco Completo

El barroco completo estético fue desarrollado durante el período barroco temprano (ca. 1600-25), luego culminó durante el período barroco (ca. 1625-75). Ambos periodos fueron conducidos por Italia. Así, la estética del barroco sobrio culminó durante el barroco tardío (ca. 1675-1725). La edad barroca concluyó con el estilo rococó francés (ca. 1725-1800), en el que la violencia y el drama del barroco se calmó pasando a un dinamismo suave y juguetón. Los períodos del barroco tardío y el Rococó fueron liderados por Francia.

El Alto Barroco

El alto barroco, floreció principalmente en Francia, fue especialmente muy bien adaptado  a la figuras.
Ningún campo es más agradable para el espíritu del arte barroco que la escultura que se llevó a cabo en una escala visible. El artista barroco logra una dramática unidad pictórica al abolir los límites tradicionales que separan la pintura, de la escultura y la arquitectura. Los macizos de la escultura y de arquitectura fueron hechos para moverse en el espacio por medio de formas de motivo como ondulaciones, la escultura fue transformada por dispositivos ricamente variados de texturas, efectos ilusionistas, colores,  materiales y efectos de luz irregular.

El Barroco Tardío

En el período barroco tardío, Italia fue reemplazada por Francia como el corazón cultural de Occidente. La obra maestra de arquitectura de la época es el Palacio de Versalles, con varias finas estatuas del barroco tardío. Estas estatuas de Versalles, incorporan la estética del barroco sobrio, y  pueden considerarse la obra escultórica colectiva del periodo barroco tardío. Igualmente, la piedra era ahora completamente emancipada de forma abierta y con una sorprendente ilusión de carne, pelo, tela y otras texturas, con efectos pictóricos que anteriormente se habían intentado sólo en la pintura. Estas cualidades hacen que los contemporáneos llamados sus “retratos hablantes” parezcan vivos sin precedentes, siendo el retrato en escultura durante dos siglos una variación de estas innovaciones.  Igualmente, en la estatua de St Longinus en San Pedro en Roma, Bernini creó la fórmula característica del barroco en la escultura, lanzando las cortinas en una agitación violenta, de complicados rotos e involuciones que racionalmente no se explican en la figura de real movimiento corporal que parecen paradójicamente formadas como un milagro en sí mismas. Así mismo, se caracteriza la escultura barroca por la pasión con que se imbuye las figuras esculpidas, capturando los más transitorios estados de la mente, alcanzando su apogeo en la representación de obras como el éxtasis de Santa Teresa en la capilla Cornaro, Santa Maria della Vittoria, Roma (1645-52) y en la figura de la Ludovica Albertoni en la capilla Altieri, San Francesco a Ripa, Roma (c. 1674).

En este sentido, la fase final del barroco, da origen a la escultura del rococó, la cual cuenta con un sentido de dinamismo y derroche. Pues, mientras que, el arte barroco es abiertamente dramático (y a menudo violento), sin embargo, la escultura rococó era suave y juguetona. Por lo tanto, la escultura rococó floreció principalmente en Francia, y fue especialmente adaptada en las figuras.

¿Cuales fueron los principales representantes de la Escultura Barroca?

En Italia Stefano Maderno (1576-1636) escultor del primer manierismo/barroco en Roma antes de Bernini, con su obra más emblemática que fue la estatua de Santa Cecilia (1600), en  Iglesia de Santa Cecilia, Trastevere. Igualmente, el escultor del primer barroco Francesco Mochi (1580-1654), con una obra en la escultura igual a la de Caravaggio y Carracci, con su Ángel Annunciate (1605-08), del museo de la ópera del Duomo, Orvieto. Así mismo, Francois Duquesnoy (1594-1643) pintor flamenco, uno de los mejores escultores en Roma, con la estatua de St Andrew (1629-33), en mármol, en la Basílica de San Pedro, Vaticano. También, Alessandro Algardi (1595-1654) exponente principal del clasicismo barroco, siendo su obra más importante, la Tumba de Roma del papa Leo XI (1634-44) San Pedro. Bernini (1598-1680) el mayor siempre barroco arquitecto y escultor, con su obra el éxtasis de Santa Teresa (1647-52) en mármol, en Capella Cornaro, Roma.

De Francia, se tienen a:  Pierre Puget (1620-94) el más grande escultor francés del siglo XVII, con su obra más representativa, el Milo de Crotona (1671-82), en  mármol, que se encuentra en el Museo del Louvre, París. Los escultores  Gaspard y Baltasar Marsy (1624-1681),  francés empleados por el rey Louis XIV, en el Palacio de Versalles, cuya obra, el Caballos del sol (1668-70), se encuentra en les Jardins du Château, Versalles. Así mismo, Francois Girardon (1628-1715) junto con Coysevox, considerados los mejores escultores del reinado de Louis XIV, con su reconocida obra del rapto de Proserpina (1693-1710) en bronce, que se encuentra en el Palacio de Versalles. Otro escultor francés fue Jean Baptiste Tuby (1635-1700), escultor de la corte de Versalles, con su conocida obra de la fuente de piedra de Apolo (1671), Chateau de Versailles. Antoine Coysevox (1640-1720) escultor de la corte de rey Louis XIV y su obra el retrato busto de Charles Le Brun (1676) Colección Wallace, Londres. Igualmente, el escultor del barroco tardío francés Guillaume Coustou (1677-1746), su obra, el caballo de Marly, (1745) en el museo de Louvre, París.

Por otra parte, de Alemania y Austria, se tienen a:  Jorg Zurn (1583-1638) sur alemán barroco, escultor de madera, con su altar de la iglesia de Uberlingen. La obra de la virgen (1613-16), del escultor Balthasar Permoser (1651-1732) más bien del barroco tardío, con sus tallados en madera, marfil, piedra, mármol. Igualmente, el Apolo (1715) de Staatliche Kunstsammulungen, Dresden. Igualmente, Andreas Schluter (1664-1714) uno de los más grandes escultores del barroco alemán. De igual manera,  la estatua ecuestre de Frederick William el grande (1703), cuyo escultor fue Schloss Charlottenburg.

Si estás interesado(a) en conocer más sobre arte, entra al espacio: Tipos de Arte.

 

Escultura Barroca, características más destacadas
Titulo
Escultura Barroca, características más destacadas
Descripción
En la Escultura Barroca la labor realizada por el escultor en épocas anteriores, era en tumbas, altares, monumentos conmemorativos y similares, por lo que la misma continuó mientras que se producía el período barroco, con un enfoque teatral similar a un período que vio el surgimiento del melodrama y el teatro moderno
Autor
Editor
tiposdearte.com