Saltar al contenido

Género épico: qué es, significado, definición, origen, características y más

¿Qué es el género épico?

El género épico, también conocido simplemente como épica, es la clasificación más antigua de la que se tiene constancia que, aunque si bien combina aspectos procedentes del género narrativo, ha logrado un lugar muy importante en la historia de la literatura, de forma que se la ha podido distinguir como un género apartado que incluye otros subgéneros de los que hablaremos en un momento. 

La épica es uno de los géneros más importantes de la literatura, pues se considera que es uno de los primeros elementos que fueron usados para las primeras escrituras, entre las que encontramos obras de autores como Homero, a quien se distingue como el principal exponente de este género con sus obras en verso en las que narra las hazañas de héroes ya sea históricos o que hacen parte de la mitología antigua. 

Significado de la épica 

En cuanto a la etimología de la palabra épica o épico, proviene del griego –epikós-, que hace referencia a narración en verso, forma en la que se relataban las hazañas de héroes de la época, los cuales podían pertenecer a la realidad o bien hacer parte de la mitología griega. 

Definición del género épico 

En últimas la épica puede definirse como un género literario que narra en verso las hazañas históricas de héroes reales o mitológicos, cuyos hechos protagoniza un ser que puede tener capacidades sobrehumanas y que se construye de tal forma que configura el ideal del ser humano al que se sigue. 

Un aspecto fundamental de este género es que nos ha permitido acceder a información histórica muy importante a partir de los poetas griegos que dejan registro de la cotidianidad, pensamiento y cultura de la época. 

Conoce más sobre géneros literarios

Historia y origen: ¿Cómo surge el género épico?

El origen del género épico o la épica se sitúa en el siglo VII a.C, momento del que se tiene constancia por el aparecimiento del primer texto del género escrito por Homero, uno de los poetas griegos más importantes de la historia y a quien se le considera el principal representante del género épico con obras cruciales como La Odisea y La Ilíada, dado que a partir de este momento empiezan a escribirse muchas más obras con las características planteadas. 

Es así que con su evolución, la épica alcanza la Edad Media para producir obras relevantes que se convertirán, con el paso del tiempo, en figuras exponentes de la literatura, entre las que encontramos la Divina Comedia, texto escrito por Dante Alighieri. 

Características del género épico

Visto lo anterior, es momento de empezar a profundizar en la épica a partir de sus características principales. Estas son: 

Tema: el eje central de la épica son las hazañas de un héroe, pues su narración va a hacer un recorrido que le permita al lector observar de cerca la vida y las hazañas que el héroe ha logrado. A menudo la narración puede ser real o bien inspirarse en la mitología griega. A esto se le conoce como tema bélico, que también puede incluir el desarrollo de una contienda militar o una guerra, espacio en el que se ubica al héroe. 

Objetivo de la épica: es importante considerar que la épica, debido a las temáticas que manejaba en sus inicios, se convierte en un género literario con el cual se busca instruir a la sociedad a partir de la enseñanza y exposición de virtudes de un héroe o ideal humano al que se debe seguir e imitar. En este sentido, los defectos y los castigos se condenan con la construcción de un destino trágico e irreversible para el personaje. 

El héroe: es importante tener en cuenta que en la narración si bien son resaltadas las hazañas de forma detallada, en muchos casos, lo que se busca intencionalmente es que el héroe aparezca en las obras de forma idealizada, una figura o modelo que debería seguirse, dado que cuenta con virtudes ejemplares dentro del humano ideal, atribuyendo características como la valentía, la ética, la lealtad, la fuerza y por sobretodo, ser un buen ciudadano. 

Aspectos sobrenaturales: la épica y sus composiciones contienen siempre una gran cantidad de elementos sobrenaturales dentro de toda su narración, aspecto visible en las obras épicas más importantes. Los elementos sobrenaturales pueden ser, por ejemplo, la presencia de personajes míticos como lo son los ángeles, los demonios o los dioses, entre otros. Es así que la narración con sus acciones y textos, incluye también una gran cantidad de significados morales que tienen el objetivo de instruir a los ciudadanos, tema que les permitía poder garantizar mejores ciudadanos. 

Elemento religioso: la religión es uno de los elementos más frecuentes dentro de los poemas del género épico, dado que se basa fundamentalmente en los dioses, figuras que representan y desarrollan un papel muy importante dentro de la trama, pues deciden y definen las acciones y consecuencias que va llevando el personaje principal. Adicional a ello, influyen en el aspecto moral, dado que son quienes juzgan las acciones cometidas por los seres humanos y su enseñanza es la instrucción para los ciudadanos. 

Forma de composición de la épica

Otro de los aspectos clave de la épica es que sus escritos están narrados en forma de verso, lo que aumenta el tono y culto al género épico en la literatura. Esto se debe especialmente a que el género sólo podía ser llevado por personas con estudios, dado que se trataba de poemas narrativos donde se exponían las hazañas de un héroe. Es una narración en pasado. 

Se debe tener en cuenta que el narrador puede o no aparecer en la obra, también puede manejarse la narración en prosa, a menudo incluye otros géneros como el lírico, el género dramático y el género didáctico, que encontrarás en nuestra sección de Literatura. 

Los subgéneros épicos que existen

En la épica encontramos los siguientes subgéneros: la epopeya, el poema épico, el cantar de gesta, los romances, libro de caballería, novela pastoril, y finalmente el epilio o epilión.

Cantar de Gesta

Conoce toda la informacion acerca del subgénero Cantar de Gesta.

Conoce más sobre cantar de gesta

Epilio

Conoce toda la informacion acerca del subgénero Epilio.

Conoce más sobre Epilio

Epopeya

Conoce toda la informacion acerca del subgénero Epopeya.

Conoce más sobre Epopeya

Libro de caballerías

Conoce toda la informacion acerca del subgénero libro de caballerías.

Conoce más sobre Libro de caballerías

Pastoril

Conoce toda la informacion acerca del subgénero Pastoril.

Conoce mas sobre Pastori

Poema épico

Conoce toda la informacion acerca del subgénero Épico.

Conoce más sobre el Poema épico

Romance

Conoce toda la informacion acerca del subgenero Romance.

Conoce más sobre el romance

Autores y obras más importantes 

Las dos obras más importantes de la épica en la literatura son fundamentalmente “La Ilíada” y “La Odisea”, textos escritos por el máximo representante del género épico durante la antigüedad. También encontramos otras obras como La Divina Comedia de Dante Alighieri, La Eneida de Virgilio, El Cantar de Mío Cid, entre otros.

Ejemplo del género épico

El siguiente es un fragmento de la obra La Odisea, escrita presuntamente por Homero, siendo una de las principales obras de la épica: 

Entretanto la sólida nave en su curso ligero

se enfrentó a las Sirenas: un soplo feliz la impelía

mas de pronto cesó aquella brisa, una calma profunda

se sintió alrededor: algún dios alisaba las olas.

Levantáronse entonces mis hombres, plegaron la vela,

la dejaron caer al fondo del barco y, sentándose al remo,

blanqueaban de espumas el mar con las palas pulidas.

Yo entretanto cogí el bronce agudo, corté un pan de cera

y, partiéndolo en trozos pequeños, los fui pellizcando

con mi mano robusta: ablandáronse pronto, que eran

poderosos mis dedos y el fuego del sol de lo alto.

 

Uno a uno a mis hombres con ellos tapé los oídos

y, a su vez, me ataron de piernas y manos

en el mástil, derecho, con fuertes maromas y, luego,

a azotar con los remos volvieron al mar espumante.

Ya distaba la costa no más que el alcance de un grito

y la nave crucera volaba, mas bien percibieron

las Sirenas su paso y alzaron su canto sonoro:

“Llega acá, de los dánaos honor, gloriosísimo Ulises,

de tu marcha refrena el ardor para oír nuestro canto,

porque nadie en su negro bajel pasa aquí sin que atienda

a esta voz que en dulzores de miel de los labios nos fluye.

Quien la escucha contento se va conociendo mil cosas:

los trabajos sabemos que allá por la Tróade y sus campos

de los dioses impuso el poder a troyanos y argivos

y aún aquello que ocurre doquier en la tierra fecunda”.

Tal decían exhalando dulcísima voz y en mi pecho

yo anhelaba escucharlas.